El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
Escudo de Trasobares Escudo de Oseja

Oseja y Trasobares: El habla, costumbres, geografía y población

Bandera de Aragón
: Inicio : Agregar a favoritos : Recomiéndanos : Bersión en aragonés -
El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares

Indice principal
Introducción al habla Rasgos aragoneses Expresiones típicas Diccionario temático Costumbres Geografía y población Bibliografía Breve conclusión Agradecimientos
Otras secciones
Enlaces Actualidad de Oseja y Trasobares Album de fotos Libro de visitas Fórum Reconocimientos
Preguntas o comentarios?.
Correo electrónico

Fiestas y costumbres

El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
Fiestas : Ciclo invernal - Ciclo primaveral - Ciclo estival - Ciclo otoñal
Costumbres diversas - Juegos y deportes tradicionales - Dichos, jotas, refranes, etc. - Comidas típicas
Ciclo Invernal

 - Las festividades de Adviento.-

 Santa Bárbara (4 de Diciembre) protectora contra las tormentas y tempestades es honrada en Trasobares con hogueras en los barrios y calles.

 Santa Lucía (13 de Diciembre) protege los ojos de cualquier enfermedad. En Oseja existía la tradición de ir a por leña a "la Selva" a coger fajos de rebollos y estrepas. En Trasobares se iba al "Cabezuelo"" y al "Calvario" a por fajos de romeros. La noche de la víspera y de Santa Lucía en la plaza echaba cada vecino su fajo a la hoguera. Se les daba a las chicas con piedras para que pesasen más. Los jóvenes saltaban por encima del fuego, atravesando las llamas; mientras los viejos abrían bien los ojos en el humo, para que Santa Lucía les conservase la vista. Los chicos asustaban a las chicas recorriendo las calles con palos largos encajados en suelas de alpargata o botas viejas de vino encendidas. Cuando sólo quedaban las brasas, las mujeres asan patatas, cebollas y chorizos.

 - La Navidad.- 

Es la fiesta por excelencia, teniendo gran importancia la cena de vigilia. Hasta hace unos años la comida excepcional era congrio, abadejo, huevos tontos, fruta, nueces, uvas pasas, higos secos y sobre todo barricas de turrón. A las 12 de la noche y con la participación de toda la familia se celebra la misa del gallo con cantos de villancicos.

 En Oseja, el cura invitaba antes de la misa del gallo al Ayuntamiento a una barra de turrón y anís.

 En Trasobares era tradicional por parte de los chicos el día 24 por la mañana la petición de aguinaldo por las casas, se les daba chocolate, peladillas, perricas de cobre, e incluso cañamones.

 También era típico que los novios llevaran el turrón a casa de la novia.

 El día 25 día de Pascua, cada familia comía en su casa,y ésta solía ser de congrio, abadejo, pollo, cordero. Se hacía el famoso "mostillo" hecho de aguamiel, harina y nueces.

 - Día de Inocentes.-

 El día de Inocentes era costumbre hacer bromas a los amigos y conocidos de las más diversas maneras. Se pedía un préstamo de pequeña cantidad para no devolverlo y se decía: ("Los Santos Inocentes te lo pagarán") o avisar a uno diciéndole ("que tienes los tocinos sueltos").

 - San Silvestre.-

 Las uvas que se comían a las 12 de la noche eran uvas secas que se solían introducir en baño de agua unas horas previas, para que cuando sonaran las doce campanas estuviesen más apetecibles.

 En Oseja las campanadas las tocaba el sacristán con una cuerda desde una habitación de la casa del Cura.

 En los dos pueblos los jóvenes hacían rondas, cantaban jotas a las chicas con guitarras, bandurrias, etc.

 Se decía un refrán "San Silvestre coge la capa y beste", queriendo decir que hacía frío.

 - Año Nuevo.- 

 En Oseja, después del Rosario la gente iba a comer un "bocado" a la bodega si hacía buen tiempo.

 En Trasobares después de misa había procesión de la cofradía del "Niño de la bola" con un roscón o rollo en la mano colgando. Este roscón se repartía entre las familias que estaban en la cofradía del niño "de la bola".  Por la tarde había baile.

Por estas fechas solía nevar bastante, estando los vecinos sin salir apenas de sus casas durante un largo período de tiempo. No obstante, siempre había trabajos que hacer, como arreglar los aparejos de las caballerías, echar un mango al ajadón, arreglar un zieltro, una jalma o un albardón, limpiar olivas, judías, esgranar panizo para los animales, etc.

 -Reyes.-

 La "Bispra" o víspera de Reyes se dejaba por la noche en la ventana algún "calzero" con cebada para las caballerías, y el día de Reyes los niños se encontraban con chocolate o caramelos o lapicero y cuaderno o alguna "moña" o "moñaco", monedas y a veces carbón de carrasca.

 Era costumbre que en este día durante la misa el cura decir los nombres y apellidos de los nacimientos, bodas y fallecimientos del año anterior.

 -San Antón.-

 San Antón es el patrón de los animales y se le invocaba para que les diera larga vida, quizá por aquello de que este santo vivió 105 años.
En su festividad, y tras la misa mayor se bendecía a los animales y en el pilón se daba 3 vueltas a las caballerías rezando 3 padrenuestros.

Durante la víspera y el día de San Antón, se encendían grandes hogueras en la plaza y en las calles; se comían patatas asadas,  a veces tostadas de pan y chorizo y granizado natural de nieve con aguamiel y canela.

 En Trasobares también había algunos que traían fardos de leña, no por fé cristiana, sino porque creían que con eso no les daría torzones a las caballerias.

 En el corrinche de la hoguera se cantaban y bailaban estos cantos llamados chimilindrones.

                             "Decía San Sebastián
                                detente varón
                                primero San Antón".

                             "Esta noche las hogueras
                                y mañana San Antón
                                el que no mate tocino
                               no comerá morcillón"

                            "San Antón como era viejo
                               le cortarón el pellejo
                               y le hicieron un tambor
                               viva, viva, San Antón"

 Se pasaba la bota de vino y las mozas saltaban la cuerda.

 En Oseja para San Antón íban los jóvenes a pedir a las casas que habían hecho la matanzía, y se les daba morcilla, tocino fresco, etc.
 

 - La Candelaria, San Blas, San Blasico y Santa Agueda.-

 Cuarenta días después de la Navidad (2 de febrero) tiene lugar la fiesta de la luz o de las candelas, siendo costumbre en este día bendecir velas y cirios que se pondrán dentro de casa o en el balcón y que se emplearán para alejar los peligros del hogar y de las tormentas.

 San Blas es el abogado de la garganta, es el día que se bendicen alimentos y comidas para personas y animales, pero sobre todo es la fiesta patronal de Oseja.

 Hay una copla popular que dice:

                               "El primer hace día
                                 el segundo Santa María
                                 el tercero San Blas,
                                 el cuarto San Blasico,
                                 y el quinto Santa Agueda".

 Las fiestas eran amenizadas por la Banda de música de Calcena con su tambor, bajos y clarinetes (antiguamente venían dos de Torrijo con su tambor y clarinete) e incluso de Aniñón.

 Llegaban el día 2 por la tarde y  daban una vuelta tocando por el pueblo. Solía venir otra orquesta, ésta de Sestrica que tocaba en el baile o plaza a los solteros y más jóvenes.

 Aunque realmente el inicio de las fiestas era el día 3. La Banda de Calcena tocaba a primera hora de la mañana la Diana para despertar al pueblo; también tocaban en la procesión  después de la misa, hacían paradas, y los vecinos sacaban tortas y pastas para que comiesen todos.

 En la Iglesia la Banda tocaba en el Coro. Después de la procesión iba todo el pueblo acompañado de la Banda al Ayuntamiento, llamado también (Casa del Lugar) a tomar "el refresco", que solía ser anís, vino clarete , galletas, pastas, coñac (este refresco se pagaba del arrendamiento anual de los pesos y medidas y de las hierbas de las eras)

 Por la tarde se hacía el baile en el Ayuntamiento, en el que íban mayormente los casados. En los años 40, sucedió que estando bailando juntos el tio Justo de Tierga con la tia Estefana de Oseja, ésta se cayó al piso de abajo al hundirse un trozo de techo, pero afortunadamente sin ningún percance.

 El ayuntamiento dejaba sus caballerías para que trajesen cargas de rebollos de "la Selva" para hacer hoguera en la plaza. En cada caballería íban tres jóvenes que cortaban y recogían la leña. La fogata duraba dos días.

 En el último momento cuando ya no quedaban más que las brasas, las mujeres se las llevaban a su casa.

 Había un horno en la subida a la herrería que amasaban estos días pan costantemente, además de panetes dulces y redondos, tortas, adobados y rollos o roscones.

 Se hacían también y se bendecían 4 rollos pequeños y 2 grandes, éstos se rifaban; lo que se sacaba era para la parroquia.

 Había turnos para servir, cuidar y limpiar Santos, cada año 3 o 4 familias. Las comidas eras especiales: cordero, oveja, pollo, conejo, etc.

 Durante estos días de fiesta se rondaba, se comían muchas tortas, adobados, se asaban patatas, se bailaba junto a la hoguera, etc.

 Para terminar dos historias distintas:

 La 1ª.- Para las fiestas de San Blas estuvo un hombre de Aranda que le untó con tocino los morros a San Blas, y al volver a su pueblo por el Colláu de Valdepuercos, se levantó una airada tan grande que no pudo pasar, se asustó tanto que volvió a Oseja a limpiar los morros a San Blas, y así ya pudo regresar.

 La 2ª.-Hace muchos años en las fiestas de San Blas unos jóvenes de Aranda se quisieron hacer dueños de las fiestas y el tio Tizo (Mariano) que era machoembráu  junto con la Pilar, ambos de Trasobares, les hicieron frente; pendenciando le dijo uno de Aranda al tio Tizo, yo soy Juanico el gandul "que por donde paso yo no pasas tú" respondiendo el tio Tizo "pues yo por dondo paso atizo", y siguió la lucha despachando los de Trasobares a los de Aranda.

 Era muy normal esta rivalidad entre jóvenes de pueblos cercanos.

 Oseja y Trasobares siempre se han llevado bien, aunque en cierta jota de picardia, los de Trasobares decían a los de Oseja lo siguiente:

                     "Pobrecicos los de Oseja
                       le hacéis fiestas a San Blas
                       para que el romero florezca
                       y la aliaga pueda tallar"

 Los de Oseja respondían a los de Trasobares de esta forma:

                    "Mucha gente viene a Oseja
                      ojalá viniera más
                      no vienen por ver al Santo
                      que vienen por coscoñar, chaparriar o cuscurriar."

 En Trasobares al igual que para San Babil lo más reseñable serían las hogueras en las calles y barrios.

 En Oseja, para Santa Agueda se hace la misa de difuntos.Las mujeres iban a merendar las mujeres a las bodegas, y los hombres cantaban jotas y había baile. En Trasobares se hacen hogueras para proteger los pechos de las mujeres, al igual que el día de Santa Apolonia.

 -Jueves Lardero.-

 Cuando se iban los hombres al campo les decían las mujeres "Te voy a echar el palmo", que consistía en pan con longaniza o chorizo. También se les daba a los jóvenes para merendar; y en Oseja en la bodega, ésta costumbre sigue existiendo en la actualidad. Este día las mujeres echaban cola del tocino en el puchero, bien con judías o garbanzos. Era típico este dicho :

                "Jueves Lardero, la cola en el puchero".

 -Los Quintos y los Carnavales.-

 Se celebran en esos días las fiestas de quintos (se van a la mili a principios del otro año) que han conservado muchos de los componentes del carnaval: recogida de comidas por el pueblo (huevos, vino, tortas) , música, bromas diversas, bailes, meriendas, etc.

 Otra de las manifestaciones exteriores del carnaval es alborotar y producir toda clase de ruidos con cencerros o esquilos. Antaño llevaban cebaderas con paja para echar a la gente. A los disfrazados con caretas se les llamaba "zipoteros" y normalmente se utilizaban ropas viejas o anticuadas, cambiando las de un sexo por las de otro, pintándose la cara con hollín o harina y disimulando el aspecto y la voz propias de mujer con cuernos y con sábanas y cuerdas en la cabeza y por la cintura.

 Otro elemento propio del carnaval son las comidas o meriendas extraordinarias con cuestaciones previas, los quintos y jóvenes piden por las casas y la gente suele darles chorizo, tocino, huevos, tortas con manteca o chichorras.

 En Trasobares, algunos carnavales se llegaron a hacer hasta 140 kg. de tortas. En Oseja si sobraba algo lo dejaban para recenar en el invierno en casa de los Pericos.

 Se trabajaba por la mañana y por la tarde ya se disfrazaban.

 El carnaval duraba 3 ó 4 días seguidos, siendo el último día el domingo, y éste se llamaba de "Piñata".

 Como despedida de Carnavales un cante conocido en Oseja:

                 "Qué bien te has divertido mañica
                   en todos los carnavales,
                   y luego tendrás que lavar
                  culericos y pañales"

 La iglesia cerraba estos días con la meditación del miércoles de ceniza, que se recibía compungidamente sobre la frente para recordar que somos polvo y en él nos convertiremos y con las penitencias de la Cuaresma. El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares

 Cita de la semana:
Untitled
 Comentario de Admin
Mejorada y ampliada la sección de álbum de fotos. Puedes ver el álbum de Oseja y Trasobares aquí.
 Búsqueda en el sitio:


 Otras Webs:
 Webs amigas:
 Nuestra anterior Web:
¿Quieres conocer o deseas recordar el anterior diseño de esta web?
Pues pulsa aquí

El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
© 2003 La Web de Oseja y Trasobares - Bersión en aragonés