El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
Escudo de Trasobares Escudo de Oseja

Oseja y Trasobares: El habla, costumbres, geografía y población

Bandera de Aragón
: Inicio : Agregar a favoritos : Recomiéndanos : Bersión en aragonés -
El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares

Indice principal
Introducción al habla Rasgos aragoneses Expresiones típicas Diccionario temático Costumbres Geografía y población Bibliografía Breve conclusión Agradecimientos
Otras secciones
Enlaces Actualidad de Oseja y Trasobares Album de fotos Libro de visitas Fórum Reconocimientos
Preguntas o comentarios?.
Correo electrónico

Fiestas y costumbres

El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
Fiestas : Ciclo invernal - Ciclo primaveral - Ciclo estival - Ciclo otoñal
Costumbres diversas - Juegos y deportes tradicionales - Dichos, jotas, refranes, etc. - Comidas típicas
Ciclo Primaveral

 - El Domingo de Ramos.-

 En Domingo de Ramos es costumbre estrenar ropa, aunque no sea más que un moquero o pañuelo; ya lo dice el refrán :

"El Domingo de Ramos, el que no estrena ropa no tiene manos".

Este día se bendicen en misa los ramos de olivo, adornados con caramelos que luego se comen los niños, posteriormente se colocan hasta el año siguiente en ventanas o balcones para librar al campo de tormentas, tempestades, pedregadas u otras calamidades.

 En Oseja existía la tradición de salir el cura acompañado del Ayuntamiento por las calles a pedir a los vecinos dinero, velas o huevos para los gastos de Semana Santa.

 Para echar los huevos se llevaba un cesto con una poca paja dentro. El Ayuntamiento o la tienda los compraba y el importe obtenido era para la Iglesia.

 Para echar las velas se llevaba un capazo pequeño y para el dinero una bandeja.

 - La Semana Santa.-

 La Semana Santa comprende una serie de fiestas religiosas conmemorando la pasión del Señor, Vía crucis, procesiones, misereres, misas, rosarios, cantos de maitines, etc.

 En Oseja para Jueves o Viernes Santo se va en procesión con la cruz de la Iglesia cubierta con una tela negra al "Jaraiz", aquí hay una piedra con la marca de una cruz, se besa y se vuelve a la iglesia, antes  la procesión continuaba por las eras y bodegas.

 Hay un dicho que dice:

                       "Tres jueves hay en el año.
                         que relucen más que el sol
                         Jueves Santo, Corpus Christi
                         y el día de la Ascensión"

 En Trasobares en Viernes Santo se íba en procesión desde la Iglesia al Calvario, los que llevaban los Santos y la cruz tapada con un manto negro íban vestidos de túnica y capucha negra y se les llamaba "cocones", se pasaba por el práu y se terminaba en la iglesia, la parte del Calvario se encendían hogueras.

 Actualmente la procesión va por la carretera, vuelve por el práu y termina en la iglesia.

 Este día se ponían candiles y trozos de velas en las ventanas durante la procesión y se llevaban a la Iglesia velas de cera llamadas estadal.

 Los chicos avisan de los toques para la misa y procesión tocando con instrumentos de carraclas y matracas de madera por todo el pueblo, estos días las campanas estan muertas, de luto.

 En Trasobares la Cofradía del Santísimo era la encargada en Semana Santa de velar al Santísimo.

 Típica comida en estos días son la "leche frita" que es natilla espesa que se fríe con huevo y "los huevos de tonto" que son migas de pan tierno, rebozado con huevos, perejil y ajo, se fríen y luego se cuecen.

 En Trasobares, antiguamente, enramaban en la noche del Sábado Santo, cambiaban las macetas de barrio, cortaban ramos de árboles (perales, manzanos, chopos) y los ponían los ramos en puertas y ventanas de las chicas que les gustaban; y si por el contrario querían hacer un desprecio les ponía en la puerta un "carnuz", que es un hueso de animal.

 El domingo de Resurrección se caracteriza por los cantos populares (antes, iniciados el sábado de gloria) por las calles y casas y  se echan las campanas a bando o al vuelo. El cura bendecía agua por las casas  y la gente le daba huevos,  velas o dinero.

 Una de las Auroras que se cantaba por la mañana decía así:

                       "El Rosario de por la mañana
                         es para los pobres que no tienen pan
                         que los ricos están en la cama
                         para que el rocío no les haga mal."

 Las comidas son especiales; se mataba un cordero, para uno, dos o tres familias, también se íba a comer "la rosca" o "culeca" una especie de torta con uno o varios huevos en el centro, y a veces acompañado de longaniza, chorizo o una tortilla. Se comía de merienda en la fuente o bodega.

 - Los Mayos.-

 Los Mayos suponen un ritual masculino, los mozos o quintos que quintaban cada año talaban un chopo muy alto, le quitaban el ramaje y la corteza y los transportaban a la plaza donde quedaba instalado todo el mes de mayo; actualmente  en Trasobares se pone en la entrada al pueblo.

 Es un rito relacionado con la fuerza generadora del árbol que se planta y de purificación y fertilidad vegetal llevado hasta el corazón del pueblo.

 La última vez que se puso en Oseja el mayo fue en el año 1932. En Oseja ponían en la copa un manojo de chorizos todo el mes.

 Las enramadas son otro remero de fertilidad vegetal, dirigido a las mujeres solteras, en cuyo honor se colocaban en sus balcones ramas de árboles.

 - Bendición de términos.-

 Otra fiesta agraria y religiosa encaminada a asegurar la fase final de la cosecha es la bendición de términos celebrada el día 3 de mayo festividad de la Santa Cruz en Trasobares en una era debajo del Calvario que tiene  un pilar con una cruz;  aquí  se rezaban las letanías de los santos. 

 En Oseja, después de la misa se salía en procesión rezando letanías hasta la "Peña la Muela" hoy conocida popularmente por "la Cruz", llamada así porque a finales de los años 50 los misioneros Padre Antolín y Mariano de Sangüesa pusieron una cruz de madera en lo alto del monte; aquí el párroco bendecía los términos por los cuatro extremos para que Dios protegiese y librase los campos de plagas, pedrisco o tempestades.

 El día 9  de mayo en Trasobares se salía a bendecir las cosechas y balsas de agua que había en el monte; la balsa de Labrana, la del Pozo, la de la Zarza,  la de Baldeserranos, y  la de la Villa; íban el sacerdote y dos personas del Ayuntamiento, comían en el campo un rancho.

 -Romerías.-

 En las romerías, la peregrinación es común a todos los pueblos y es un simil del viaje a Roma que todo cristiano debía realizar, por eso su denominación de romería, en ella aparte de los oficios religiosos se reparte la caridad o tortas bendecidas entre los concurrentes, se cantan los gozos, y se entablan conversaciones entre viejos amigos finalizando la jornada con una comida.

 En Trasobares , dentro del mismo término, está la ermita de San Cristóbal y se sube en romería el 8 de mayo.

 Por la mañana antes de salir a la ermita se hacía una misa en la iglesia, después empieza la procesión leyendo las letanías y ya se despedía a las personas que íban a la ermita por la Cuesta.

 Después de la misa en la ermita y de bendecir el término la gente se junta en grupos, y  preparan la comida. Hace muchos años se comía el almuerzo ya preparado y pagado por el Ayuntamiento y se volvía a comer a casa. Posteriormente se comía allí. Se hacían migas y rancho (patatas, carne, chorizo, costillas de cerdo, huevos abiertos, congrio), y ahora sobre todo impera la carne asada.

 A la vuelta de la Romería, antaño, los chicos traían a la chicas que pretendían, montados en una caballería que llevaba tomillo  florido; al llegar al puente de la Punta Ballota se echaban a cabalgar hasta casa, donde el cura ya había vuelto, y los que no había acudido a la Romería salían a recibirlos con los estandartes, dirigiéndose hasta la Iglesia cantando.

 En el Barrio el Olmo había un pilar, encima se ponía un olmo o chopo, se adornaba con ramos o pañuelos de seda, se preparaba un altar, con una mesa y una figura y aquí el cura a la vuelta de San Cristóbal hacía un responso de camino a la Iglesia.

 En Oseja la ermita donde se íba de romería el lunes siguiente del domingo de la Santísima Trinidad, actualmente el primer sábado de Julio, es la Virgen de la Sierra, y se encuentra en el término de Villarroya de la Sierra.

 A esta ermita acuden diversos pueblos de la zona. Hace muchos años, el Ayuntamiento enviaba la víspera, el domingo, a 2 chicos a la Virgen de la Sierra a avisar al Santero de que al día siguiente lunes subía en romería el Ayuntamiento con la cruz, el cura y la gente del pueblo que quisiese. Este domingo también el Ayuntamiento preparaba la carne para el lunes.

 Hasta hace pocos años se íba con caballerías adornadas con campanillas y andando. Ahora prácticamente todos suben con coches por la carretera de Villarroya. La gente del pueblo que no íba, se acercaba a despedir la cruz a las Calejas. Se subía la cruz de la iglesia del pueblo y al llegar allí sale a recibirla la cruz de la Virgen de la Sierra, las dos daban la vuelta a la ermita, se dejan en la Iglesia y después a almorzar (vino clarete, anís, tortas). Luego, la misa y después a comer, se invitaba al Ayuntamiento de Villarroya, sobre todo carne asada. Después baile y cantos.

 El Ayuntamiento de Oseja, ponía dos caballerías, una para el cura y la otra para el Secretario, y repartía el vino y carne en la Ermita, pagado del alquiler de pesas y medidas para patatas, vino, etc. y de las hierbas de las eras. También subía un hombre de Sestrica apodado "El Tio cojico" vendiendo caramelos.

 Es famosa la frase siguiente sobre la ermita:
      "Tenía tantas habitaciones como días tiene el año".

 Si alguien se rompía alguna articulación, un brazo, una pierna, etc.., hacían uno igual de cera, le ponían el nombre y el pueblo del afectado y lo ofrecían a la Virgen, para que se curara.

 Hay una leyenda en la que se dice que en un lugar que hay debajo de la ermita, había un sitio que salía aceite con el que se alumbraba la Virgen, y fue una vez el Señor Santero,encargado de cuidar el edificio, a coger el aceite para él, convirtiéndose en ese instante el aceite en agua; desde ese momento a este paraje se le denomina Fuente del Aceite.

 Antes de regresar al pueblo, se despide de la Virgen entrando en la Ermita y dando la vuelta a ella con la Cruz; llegando al pueblo en el Balejo se vestía el cura con la cruz, se entraba al pueblo en procesión, se bandeaban las campanas, se entraba a la iglesia, se rezaba un rosario, y se terminaba en la plaza bebiendo el vino que había sobrado en la romería.

 - Virgen del Capítulo.-

 Una de las 3 celebraciones en Trasobares de la Virgen del Capítulo es el lunes de Pascua de Pentecostés  celebrándolo con  aurora, misa y procesión.

 Algunos años se hacían rogativas a la Virgen del Capítulo, en años de sequía para pedir agua; venían de Oseja, Calcena, Tierga, Tabuenca, etc. En la iglesia se metían todos, cada pueblo con sus santos y su cura. Después se hacía la procesión. En el año 29 el cura hizo el sermón junto a la puerta Calcena y seguidamente llovió. La última vez que se hizo fue en el Práu en el año 1936.

 - Corpus Christi.-

 El jueves siguiente a la Santísima Trinidad, sesenta días después del Domingo de Resurrección se celebra el Corpus Christi.

 En Oseja se hacía la procesión con todos los Santos, el palio, banderas, custodia, estandartes se íba hasta el Cubertizo, y aquí se formaba el Altar y se hacían referencias con el Santísimo. Los que hacen la Primera Comunión ese año echan flores al Santo.

 A los 8 días del Corpus se ponía en  la  Portalada del Monasterio de Trasobares un altar, se salía con la custodia y el Santísimo y se ponía en el Centro, pasaban todas las Cofradías, cada  uno con su imagen en peana y hacían tres reverencias al Santísimo Sacramento. En el recorrido de la procesión se ponían cuatro altares, se cantaba y el sacerdote incensaba la custodia.  Por la tarde para la "mozina" o gente joven, baile en la plaza.

 - Ascensión.-

 El día de la Ascensión en Oseja y Trasobares consistía en misa por la mañana, una buena comida de matanzía, pollo o conejo; por la tarde Rosario y merienda en la bodega.

 En Trasobares este día era el elegido para que los niños hicieran la Primera Comunión.

 - Los Esquiladores.-

 A Oseja venían a esquilar el ganado, antes de la guerra, de Jarque y Gotor 4 o 5 pastores.

 Venían en el mes de Junio a primera hora de la mañana, empezaban por el que tenía más ganado, terminando el día por el que menos, y de esta manera al día siguiente.

 Mataban un ternasco los pastores para dar de comer a los esquiladores y a algunos familiares. Desayunaban galletas, anís, vino blanco. Comían de primer plato cocido con cosstillas de cerdo, chorizo, tocino, hueso de cerdo con garbanzos y fideos y de segundo ternasco asado con buen vino del pueblo, y de postre natillas. De cena cocido con patatas, congrio, abadejo y a veces huevos fritos con chorizo.

 Después de la guerra nadie quería ser pastor y el poco ganado que había se vendió.

 A Trasobares venían más o menos para San Juan esquiladores de  Olvega (Soria) a esquilar todo el ganado que tenían muchos pastores.

 Anteriormente se echaba a suertes o sorteo para averiguar por cuál ganadero empezaban y los esquiladores que tenían que venir para cada uno. Para cada 90 ó 100 ovejas y corderos que había que esquilar con tijeras a mano venía un esquilador.

 Comían patatas con bacalao por la mañana o congrio y costillas de adobo o migas con coladilla. Al mediodía, cocido de garbanzos y de postre natillas, cuajadas, leche. De merienda albóndigas. Y de cena, carne y arroz con leche. Por la noche, baile y cantes con los esquiladores.

 Actualmente sólo quedan siete pastores y vienen a esquilarlas un grupo pequeño de Fuendejalón.
 

 - La Sanjuanada.-
 El ciclo del solsticio de verano abarca desde la noche víspera de San Juan al día de San Pedro.

 Antes de salir el sol en la mañana de San Juan (24 de Junio), se íba a coger un fendejo de junco o centeno y se ataba al tronco de la noguera; costumbre ésta que se hacía para que no se gusanasen las nueces.

 Los chicos iban a "coger la sanjuanada", es decir a coger flores moradas, claveles o ramo de hojas de noguera para ponerlos en la ventana o balcón de la pretendienta.

 En Trasobares antes de salir el sol, las personas enfermas de bocio tenían el rito de ir a beber agua a 7 fuentes distintas, para curarlo, mejorarlo o retenerlo.

 También en Trasobares los días de San Juan y de San Pedro se mantiene la costumbre de llevar queso de cabra y oveja recién hecho e ir a comerlo a la fuente o junto al río.

 Hay un dicho que dice:

                              "En el día de San Juan
                                cuaja la almendra y la nuez
                                así cuajan los amores
                                cuando dos se quieren bien". El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares

 Cita de la semana:
Untitled
 Comentario de Admin
Mejorada y ampliada la sección de álbum de fotos. Puedes ver el álbum de Oseja y Trasobares aquí.
 Búsqueda en el sitio:


 Otras Webs:
 Webs amigas:
 Nuestra anterior Web:
¿Quieres conocer o deseas recordar el anterior diseño de esta web?
Pues pulsa aquí

El habla, costumbres, geografía y población de Oseja y Trasobares
© 2003 La Web de Oseja y Trasobares - Bersión en aragonés